Reconocen dos iniciativas guatemaltecas para combatir la enfermedad de Chagas


Dos proyectos desarrollados en Guatemala para combatir el mal de Chagas fueron premiados internacionalmente por su innovación y cercanía con la comunidad para tratar esta enfermedad. El acto oficial de reconocimiento se llevó a cabo en Jutiapa y estuvo a cargo de la Representación de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en Guatemala.

Dos iniciativas de Guatemala fueron seleccionadas de un total de 12 proyectos en el mundo, que se presentaron en un llamado hecho por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) con sede en Washington, Estados Unidos, el Centro Internacional de Entrenamiento e Investigaciones Médicas (CIDEIM), la Universidad ICESI de Colombia y el Programa Especial e Investigaciones y Enseñanzas sobre Enfermedades Tropicales (TDR, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El objetivo de este llamado internacional fue identificar proyectos de innovación social en salud, que estén brindando soluciones y respuestas comunitarias a problemas de enfermedades infecciosas. Se procuró empoderar las iniciativas que ayuden, además, a mitigar los efectos de la desigualdad en el acceso a servicios médicos de calidad, e inspirar a otros para desarrollar, replicar o adaptar innovaciones sociales en salud.

 

Los proyectos ganadores son:

Estrategias basadas en la comunidad para prevenir Chagas en zonas rurales y fue creado por un grupo interdisciplinario de investigadores de la Universidad del Valle de Guatemala liderado por la Dra. Pamela Pennington. Este grupo puso en marcha en Comapa, Jutiapa una iniciativa, que permitió reducir la reinfestación en las casas del vector que trasmite la enfermedad de Chagas, capacitando a la comunidad en el manejo de animales, de los cuales se alimenta el vector. La iniciativa incluyó, además, trabajar con el Centro de Salud de Comapa para mejorar el diagnóstico y la atención de pacientes con la enfermedad de Chagas. Además, ha trabajado en reducir la transmisión de la enfermedad de madre a hijo, en una estrategia que podría eventualmente aplicarse para la prevención del virus del Zika. El proyecto permitió una mejor interacción entre el municipio que se encarga del control de vectores y la atención en salud ofrecida por el centro de salud de Comapa.

El segundo reconocimiento fue para el proyecto denominado Enfoque de Ecosalud para control de vectores de la enfermedad de Chagas. Esta iniciativa ideada por el laboratorio de Entomología Aplicada y Parasitología de la Universidad San Carlos de Guatemala y liderada por la Dra. Carlota Monroy, identificó los factores de riesgos que llevan a la infestación de las casas con el vector que trasmite la enfermedad de Chagas, entre ellos la calidad de los pisos y las paredes de las viviendas y la presencia de animales al interior de las casas. Fue así que se trabajó con la comunidad para identificar la mejor manera de llenar las grietas de las paredes donde se aloja el vector, pero utilizando los materiales disponibles en las áreas y utilizando técnicas culturalmente adecuadas para la comunidad. Además, se buscó concienciar sobre los riesgos para la salud de esta enfermedad y se capacitó a líderes comunitarios en cómo mejorar sus propias casas y cómo implementar medidas para el manejo saludable de sus animales.

Como consecuencia de este proyecto, en esta comunidad se registró un cambio favorable, tanto cultural como de comportamiento, que permite prevenir la enfermedad de Chagas. Este enfoque de Ecosalud se ha replicado en otros países de Centroamérica.

 

 

Estos proyectos fueron seleccionados por un jurado internacional compuesto por representantes de la Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina; el Departamento de Salud, Nutrición y Población del Banco Mundial; el Centro de Desarrollo de Investigación Científica de Paraguay; la Universidad del Valle en Guatemala; Colfuturo de Colombia; Secretaría de la Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos; el Banco Interamericano de Desarrollo y la Organización Alternativa de Salud de Camerún. Los jurados hicieron su selección sobre proyectos para los que no tenían conflictos de interés, y tuvieron en cuenta la pertinencia de la solución al problema, el grado de innovación y también de inclusión de la comunidad, así como su eficacia, asequibilidad y potencial de replicarse en otras partes del mundo.

La enfermedad de Chagas es transmitida principalmente por las heces fecales de insectos triatominos (chinche picuda), que al picar a una persona se contamina. En las Américas, se estiman que hay de 6 a 8 millones de personas infectadas por Trypanosoma cruzi. Cada año se reportan 28,000 nuevos casos por vía vectorial y unos 8,000 por vía congénita. La Organización Mundial de la Salud estima que en la región fallecen unas 12,000 personas al año debido a la enfermedad de Chagas. En Guatemala la zona de mayor transmisión está en el oriente del país, principalmente Jutiapa y Chiquimula.

“Estas intervenciones demuestran que la alianza entre el sector académico, el sector público y la comunidad puede tener un impacto real en la salud de las personas”, indica el Dr. Oscar Barreneche, Representante de País, OPS/OMS Guatemala.

El evento de reconocimiento contó con la participación del Jefe de Área de Salud de Jutiapa, Dr. Edgar Leonel Tobar; la Jefa del componente de enfermedad de Chagas del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Licda. Blanca Chinchilla y del Dr. Romeo Montoya, Asesor en Enfermedades Transmisibles y Vigilancia de la Salud de la OPS/OMS Guatemala.


Last modified: 06/01/2019

Anterior

Design Tour: UVG visita la CDMX Capital Mundial del Diseño 2018

En el mes de octubre, se llevó a cabo una semana cargada de innovación y diseño en la Ciudad de México:...

Siguiente

Actualidad, Impacto, Investigación

Expo Regional sobre Planes Nacionales de Adaptación al cambio climático

El programa de Naciones Unidas de Medio Ambiente organizó una Expo Regional para América Latina sobre...