Rolando Cifuentes: “hay que entregarlo todo para alcanzar nuestros sueños”

Rolando Cifuentes: hay que entregarlo todo para alcanzar nuestros sueños

“Un aporte importante es el impacto de la educación sobre el desarrollo de los países y de su gente. Hablando de educación superior, no se puede tener una universidad aislada del mundo real.  Debe existir una relación profunda entre la educación universitaria y el desarrollo de los diferentes sectores en su entorno“, Rolando Cifuentes.

La medalla Ricardo Bressani es el reconocimiento que se otorga a miembros de la Universidad del Valle de Guatemala que han tenido una trayectoria excepcional al servicio de la comunidad y cuya contribución al desarrollo de la educación, la ciencia y la tecnología hayan sido determinantes para el desarrollo social. Este 2019, dicho reconocimiento le fue entregado al doctor Rolando Cifuentes.

Ha estado vinculado a la UVG desde 1998 y ha colaborado como Director de los Departamento de Ingeniería Agronómica y de Ingeniería Agroforestal, así como profesor de los cursos vinculados a la ciencia del suelo.

Platicamos con el doctor Cifuentes acerca de su trayectoria profesional y su sentir al ser premiado con este reconocimiento y estas fueron sus respuestas:

Su carrera profesional en el campo de la agronomía ha sido bastante larga, pero ¿cómo nace su pasión por esta rama?

Yo nací en el interior del país, vengo del departamento de Huehuetenango. Cuando migramos a la ciudad a estudiar bachillerato, pensé en qué estudiar en la Universidad. En realidad, no tenía muchos caminos, sabía que por mi condición económica tenía que trabajar. Por eso solo existían dos opciones: una vinculada a las ciencias económicas, o bien, el tema vinculado a la agricultura.

“La agricultura no era algo desconocido para mí, ya había trabajado en el campo y desde el primer semestre me gustó la carrera, allí nació mi pasión.”

En la universidad tuve la oportunidad de adelantar unos cursos en la escuela de verano a medio año y en vacaciones, fue así como logré graduarme en 4 años y medio. Tuve que estudiar todos los años los doce meses, pero no me arrepiento.

Luego mi pasión por la investigación, por la innovación y por la transferencia de tecnología, nació en 1982, cuando tuve la oportunidad de ingresar al Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola, en ese momento fui a Jutiapa. Allí me encontré con muchos colegas investigadores con los que aprendí mucho.

A lo largo de su carrera ha afrontado varias adversidades ¿cuáles considera que han sido sus más grandes retos?

Conforme pasa el tiempo se van presentando distintos retos. Creo que uno ha sido demostrarle a los pequeños productores o a un productor del campo que tiene muy pocas letras, que lo que se va a hacer le puede ayudar a mejorar sus ingresos a través de un incremento en la productividad.

Por otro lado, el tema de la actualización en cuanto a temas que realmente sean útiles, y que sean una respuesta a las necesidades de la gente.Y por último,  considero que un gran reto es realizar un buen papel como director y llevar a cabo proyectos importantes dentro de la universidad.

¿Siempre tuvo ese entusiasmo por continuar estudiando?

Sí, siempre tuve esa pasión y por eso fue que invertí muchas horas desde el primer semestre que entré a la universidad. Después de graduarme, siempre tuve esa inquietud por seguir estudiando.

Yo veía a varios colegas que iban al extranjero, pero en ese tiempo salir a estudiar era difícil. Participe en tres concursos para viajar, tras dos intentos, la tercera fue la vencida y logré conseguir esa oportunidad.

“Más allá del conocimiento, la educación me ha permitido la formación para pensar diferente.”

La medalla Ricardo Bressani es una gran condecoración ¿cómo se siente al recibirla?

Tengo muchos sentimientos encontrados. Si bien es cierto, ningún ser humano empieza a caminar pensando que al final del día le den un reconocimiento. Nunca he empezado alguna actividad con el fin de recibir algo a cambio.

Si tuviera que volver a empezar, lo haría con el mismo tipo de pensamiento. Siento un gran compromiso porque en realidad a la persona a quien honran con el nombre de la medalla, es un hombre con una gran trayectoria. Pero creo que más que el conocimiento, hay otros aspectos que se deben tomar en cuenta:

El don de ser gente

De nada sirve ser una eminencia, si al ser seres humanos solamente son ídolos de barro que se resquebrajan con el primer rayo de sol que salga.

Hacer todo con pasión

No podemos hacer las cosas por un premio, nos tiene que nacer la pasión por mejorar y que mejor si existen vidas humanas dentro de este propósito.

¿Qué consejo le daría a los jóvenes que están involucrados en la educación, la ciencia y la tecnología?

Un consejo muy sencillo: caminen con base en la convicción, no sientan que los llevan arrastrados, caminen porque les nace hacerlo y encuentren una motivación en distintos momentos de su trayectoria. Pienso que cuando uno encuentra algo que lo motive, aún con pequeños pasos va caminando.

“Muchas cosas no salen a la primera, pero hay que tratar de luchar y  hay que entregarlo todo para alcanzar nuestros sueños.”

El doctor Cifuentes actualmente se desempeña como Director del Centro de Estudios Agrícolas y Alimentarios y como Coordinador en apoyo a las Carreras vinculadas con la agricultura en los campus de UVG Sur y en UVG Altiplano.

Te podría interesar:

Dragón de Oro por liderazgo, excelencia y pasión de estudiantes delvallerianos

Secretos de los Mayas, la nueva serie de Natgeo

Mejorando la calidad educativa en el Altiplano con creatividad y trabajo en equipo


Last modified: 25/03/2019

Anterior

Los 14 puntos más interesantes acerca de Luis Zea y la misión espacial EM-1

La EM-1 es la próxima misión de la NASA alrededor de la Luna y, para orgullo de los guatemaltecos, Luis Zea...

Siguiente

Central, Impacto, Institucional

PNUD y Ciudades Conectadas premian a UVG por su iniciativa que promueve los ODS

La Fundación Ciudades Conectadas y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) lanzaron la...