Universidad y Empresa, pilares de la Economía del Conocimiento

Universidad y Empresa, pilares de la Economía del Conocimiento

La ciencia, tecnología e innovación van de la mano con los objetivos de Investigación y Desarrollo empresariales.

En el discurso inaugural en la UVG, el Dr. Curtis Keith, director científico de la Aceleradora Biomédica Blavatnik, de la Universidad de Harvard, expresó que en once años de trabajo, el Centro ha creado 104 proyectos. En los proyectos se invierten entre US$100 y US$300 y una tercera parte de los proyectos creados en el área biomédica generan en conjunto más de US$25 millones de dividendos por uso de licencias para Harvard. Cabe mencionar que el Acelaradora ha logrado inscribir 2 mil 105 patentes, cuenta con 651 licencias activas, ha lanzado más de 100 startups y posee 361 socios industriales.

La Universidad por excelencia, en la gran economía del mundo junto con grandes empresas, desarrolló la Aceleradora Biomédica Blavatnik, un centro proveedor de fondos y apoyo para investigaciones en etapa temprana con el objetivo de reducir el riesgo tecnológico y los costos previsibles para ser considerados como inversiones seguras por la industria.

¿Qué ha definido el éxito de la Aceleradora? Según Keith es la percepción positiva de Harvard como un socio clave por inversores y socios corporativos. Además, existen múltiples partes satisfechas e interesadas, se ha logrado la satisfacción del profesorado, existe una generación de ingresos significativa y catalizan la formación de starts ups.

Entérate de la visita del Dr. Keith a Guatemala

ECONOMÍA BASADA EN EL CONOCIMIENTO

Según el Observatorio Abaco, la Economía del Conocimiento es la expresión acuñada para indicar que, en el estadio actual del desarrollo económico, una parte sustancial de la producción se basa en el saber acumulado. Este ha sido el norte para la Universidad del Valle de Guatemala en su trabajo por el establecimiento del ecosistema de innovación en Guatemala. Aportar al desarrollo de la región por medio de la creación de innovaciones y emprendimientos a partir de investigación científica. Esto permite activar una dinámica de creación y colaboración necesaria para el crecimiento económico y reducción de desigualdades.

“Es viable y necesario [afianzar la relación universidad-empresa]. Mientras más acercamos la academia y empresa al impacto práctico de emprendimiento, logramos trascender y logramos hacer los proyectos más viables” – Jorge Eskenasy, Empresario

Sin embargo, la pregunta se mantiene ¿cómo se genera una economía basada en el conocimiento? La respuesta corta es que a partir de la vinculación entre generadores de conocimiento y el sector industrial, capaz de convertir este conocimiento en productos consumibles, se aporte al desarrollo económico y social. Así como al cuidado del medio ambiente y a la reducción de brechas de empleo y competitividad.

Ejemplos ideales son las Startups, aplicaciones novedosas, servicios y productos innovadores y la generación de nuevos empleos son signo que la Economía del Conocimiento se afianza muy bien. ¿De dónde se genera todo ese conocimiento?¿quiénes lo apoyan o financian?¿será rentable? Son preguntas que se hacen quienes comienzan a conocer los trabajos que hacen las universidades en alianza con las empresas. La respuesta, un ecosistema de innovación afianzado, en el que los actores trabajan en una relación simbiótica.

UN POCO DE HISTORIA

¿QUÉ LE DEPARA A GUATEMALA?

Empresarios y académicos afirman que replicar modelos como el de la Aceleradora Blavatnik en Guatemala no es viable por la escala, tema y magnitud. El Ecosistema de Innovación de Boston (Boston Innovation District) tiene una larga trayectoria y una visión de Estado que permite afianzar y consolidar esfuerzos, específicamente en el sector de Salud. Agregado a esto, las empresas estadounidenses han apostado por descentralizar los esfuerzos de Investigación y Desarrollo (R&D), permitiendo la colaboración entre pares y alcanzando objetivos más allá de los productivo: impacto al beneficio de la sociedad.

¿Ya leíste “De la innovación al impacto”?

Genetown – Ilustración del Distrito de Innovación de Boston

La Dra. Monica Stein, Vicerretora de Investigación y Vinculación, afirma que la colaboración no solo es posible, sino que ya está sucediendo. La inversión del sector privado en proyectos de la Universidad asciende a los US$100mil. Esto ha permitido que la UVG crea en el modelo y se enfoque en el sector agrícola, alimentario y de energía.

El Centro de Innovación y Tecnología, insignia del compromiso de la UVG para cimentar el ecosistema de innovación y tecnología, retrata la visión para una mejor Guatemala. El edificio de más de 55,000 metros cuadrados de construcción albergará múltiples espacios diseñados para la cocreación y para incentivar el desarrollo y creaciones de estudiantes.


Last modified: 21/02/2019

Anterior

¿Cómo nació la idea de la cápsula del tiempo?

Seguramente, has escuchado hablar del concurso de la cápsula del tiempo, que se colocará  el próximo año...

Siguiente

Convocatoria a Elecciones

Lo que está en juego es demasiado importante El Tribunal Supremo Electoral ya convocó a elecciones...